Utilizar entretela termoadhesiva correctamente y no liarla parda nunca más

¡Hola dedalillos!, hoy vamos a ver cómo aplicar entretela termoadhesiva con nuestra plancha correctamente, y sobre todo sin sorpresas, o al menos vamos a intentarlo.

Os recuerdo que si no tenéis muy claro las entretelas que existen y queréis conocer su clasificación y algunos consejos, aquí tenéis esta entrada que creo os podrá ayudar: “Entretelas descubre todos sus secretos”.

Vamos al lío…

Cuando hayamos elegido la entretela termoadhesiva más adecuada para nuestro proyecto, vamos a ver cómo aplicarla correctamente.

Para eso solo tenemos que seguir unos sencillos pasos, pero es muy importante tenerlos claros:

PASO 1

Nos fijaremos -muy muy bien- en que cara, de las dos de la entretela termoadhesiva, se encuentra el adhesivo.

Esa cara se reconoce fácilmente porque es la que tiene el granulado, como un pequeño relieve en forma de “bolitas” o aspecto brillante.

Ese es el adhesivo, que tras su calentamiento con la plancha, se funde y se adhiere a la tela principal.

PASO 2

Tras identificar la cara adhesiva, cortaremos una pieza igual a aquella en la que la vayamos a aplicar, eso sí, tendremos que restarle el margen de costura que lleve nuestro proyecto, de manera que la entretela termoadhesiva tendrá un tamaño ligeramente inferior a la pieza principal.

Esto se hace para evitar que la entretela termoadhesiva aporte demasiado grosor a las costuras y mejorar los acabados.

Fijaremos con alfileres y cortaremos.

Primero cortaremos la pieza de la forma y tamaño exactamente igual que la pieza a entretelar, y luego le retiraremos el margen de costura correspondiente.

Y todo esto lo haremos sin retirar los alfileres que hemos colocado desde el inicio para evitar que la pieza principal y la de entretela se muevan entre sí.

PASO 3

Situaremos la entretela termoadhesiva en su lugar, centrada en la pieza a entretelar, y respetando los márgenes de costura que hemos comentado en el punto 2.

No nos olvidaremos que la cara con adhesivo deberá estar encarada con la cara no vista de la pieza principal.

PASO 4

Calentaremos la plancha, a una temperatura ligeramente más alta de lo que soporte, o sea recomendable, para la tela principal.

Es necesario que sea así, porque queremos que el adhesivo se funda, a una temperatura baja o moderada, no lo hará.

PASO 5

Aplicaremos la entretela, aportándole calor con la plancha, desde la zona central de la pieza, hacia los extremos.

Para que se adhiera, y para se funda bien el adhesivo, mantendremos la plancha unos segundos estática sobre diferentes puntos de la entretela termoadhesiva, hasta cubrir toda su superficie.

Tendremos precaución, cuando estemos aplicando la entretela con la plancha, para no presionarla demasiado ni estirar de ella hacia los extremos. Eso puede hacer que aparezcan arrugas en la pieza principal.

La entretela termoadhesiva, más que presión con la plancha, requiere tiempo de calor para que el adhesivo se funda y permita el fijado de las piezas.

PASO 6

Dejaremos enfriar la pieza tras haber aplicado la entretela termoadhesiva, dejándola en reposo un par de minutos y ¡listo!.

No olvidéis que hacer una correcta preparación previa de las piezas que compondrán nuestros proyectos de costura es súper importante, de esa manera nos resultará más sencillo el ensamble final y obtendremos mejores resultados seguro, así que ya sabéis ¡despacito y buena letra!.

Y ahora, a seguir ¡disfrutando cosiendo y aprendiendo!.

Nos leemos muy pronto ¡un fuerte abrazo para todos!.

1 Comment
  • Cristina Diaz de rada
    febrero 14, 2019

    Interesante consejo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies