Piquetes ó aplomos de un patrón ¿Qué son y para qué sirven?

Hoy me he dado cuenta que aunque muchas veces hemos hablado sobre los piquetes o aplomos, en los CoseConmigo, y en los cientos de tutoriales de costura que hemos compartido durante todos estos años de historia de Skarlett Costura, nunca te he hablado formalmente sobre ellos…. ¿qué cómo puede ser?, ¡pues no tengo ni idea!.

Pero no te preocupes que hoy mismo le ponemos solución.

Todos sabemos que la costura es genial, es una afición, o profesión para algunos… que te da la oportunidad de crear muchísimas cosas, muchas de ellas nacidas exclusivamente de nuestra imaginación.

Descárgate gratis el patrón del Top Dream ➡ AQUÍ


Aprender a coser bien, como todo en la vida, lleva tiempo pero tenemos muchas maneras de hacer que esa costura sea más fácil, una de ellas es utilizando aplomos o piquetes.

Por si no lo sabes, los piquetes o aplomos son pequeñas señales -cortes o muescas- que se realizan en los patrones, y que -posteriormente- son trasladados a las piezas cortadas de tela para guiarnos durante la costura.

Estos piquetes nos indican en qué puntos deben de coincidir dos piezas que van unidas entre sí mediante costura, o hasta qué puntos debemos coser o colocar una cremallera, entre muchas otras cosas… vamos, que los piquetes son maravilla, y yo diría que imprescindibles.

Estos piquetes no solo se realizan en los contornos de los patrones, sino también -muchas veces- en el interior de los mismos, especialmente para señalar el vértice de una pinza. En este caso se utiliza una perforación que es llamada taladro, y del que puedes ver un ejemplo aquí debajo:

Una vez te vayas familiarizando con los piquetes o aplomos (si no lo has hecho ya), te darás cuenta de lo útiles que resultan.

Ellos te indicarán en qué puntos coinciden los contornos de pecho o cintura en un patrón, donde está el punto más alto de la copa de la manga para hacerla coincidir con la costura de hombro o hasta que punto debemos, o queremos, llevar una costura determinada.

Los piquetes señalizados en los patrones -especialmente los de su contorno- se marcan en la tela mediante pequeños cortes -de menos de 1 cm- que realizaremos a la vez que la cortamos.

En cambio, los taladros se pueden señalizar, mediante hilos flojos, utilizando un marcatelas, o simplemente colocando un alfiler, lo que te resulte más sencillo.

Es muy importante, que a la vez que marquemos y cortemos un patrón sobre la tela, señalicemos los piquetes; de esta manera, nos resultará mucho más sencilla la costura posterior porque sabremos en qué dirección deberán ir colocadas las diferentes piezas y en qué puntos deben coincidir.

¡Muy fácil y muy útil!, así que a partir de ahora no los pierdas de vista.


Bueno, pues ya está solucionado el tema de los piquetes y los aplomos, una cosa más que hemos aprendido y que espero que te ayude muchísimo en tus futuros proyectos costuriles.

Por cierto, si quieres aún más información sobre este tema, aquí tienes una publicación del blog en la que podrás aprender cómo interpretar las diferentes señales de un patrón (con ficha descargable incorporada): Cómo intrepretar un patrón de costura

Y ahora sí, que sí, esto es todo por hoy… 😉

¡Un abrazo enorme!

Por favor deja un comentario abajo, comparte esta publicación. SÍGUEME en FACEBOOK, INSTAGRAM y PINTEREST. ¡Ya sabes que me encanta saber de ti!

4 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies