Cómo coser una presilla para botón de forma rápida y eficaz

No tags Permalink

¡Hola a todos!, ya sabéis que todo lo que publico por aquí es absolutamente para todo el mundo, pero esta publicación -en concreto- va especialmente dirigida a aquellos que os habéis inscrito al CoseConmigo Deluxe de la #BlusaAguamarina, porque vamos a ver cómo hacer, rápida y de forma eficaz, uno de los elementos de cierre de la parte superior de su espalda: una presilla.

Una presilla es una tira de tela plana o en forma de canutillo que es cosida a uno de los lados de la zona de cierre para hacer pasar el botón.

El efecto de “presilla” también lo podéis conseguir utilizando otros elementos sin necesidad de manipulación, como por ejemplo cordones o cintas, de raso por ejemplo, lo suficientemente estrechas como para conseguir el efecto deseado (yo suelo utilizar cinta de raso 6 mm de ancho).

Pero si queremos hacer una presilla con una tela en concreto tendremos que seguir unos sencillos pasos.

Como os comento, su confección es muy simple, así que os aseguro que a partir de ahora vais a poder hacer todas las presillas que queráis sin ningún quebradero de cabeza.

¡Empecemos!

CÓMO HACER UNA PRESILLA PARA BOTÓN EN UN SANTIAMÉN 

Primero cortaremos una tira al bies con un ancho de 2 cms, de la tela en la que queramos realizar la presilla.

Y ahora la vamos a doblar como si de un bies prefabricado se tratara, es decir, por su mitad, luego doblando sus orillos hacia el centro, y finalmente volviéndolo a doblar por su mitad, tal que así:

Ahora lo pasaremos, con mucho amor y cuidado, por la plancha para fijar todas las dobleces.

Obteniendo el siguiente resultado:

Para rematarla, en la máquina de coser, pasaremos una costura recta y estrecha a unos milímetros de su canto abierto, creando así una cinta al bies cerrada y fina.

¡Y listo!, ¡tan simple como esto!.

Ahora solo tendremos que cortar el largo que necesitemos según el botón al que vaya dirigido y teniendo en cuenta el margen de costura que necesitaremos para integrarlo y embeberlo en el lugar en el que vaya situado.

Lo bueno de esta técnica tan fácil, es que podréis hacer todas las presillas que queráis a partir de una tira de bies.

Es especialmente útil para prendas que requieren de varias presillas para su confección ¡magia pura!.

En fin, fácil, bonito y con fundamento, como diría aquel.

Espero que os resulte útil, y ya sabéis que cualquier idea, sugerencia y crítica constructiva será bienvenida ¡el espacio de comentarios es todo vuestro!.

¡Besos!

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies