Chaqueta Chanel / Costuramic

¡Hola dedalillos! hace muchos días que no me pasaba por aquí, pero no ha sido porque no quisiera ¡que ya sabéis que me gusta teneros siempre cerquita!, sino porque he estado trabajando en algunas novedades que han requerido de mucho de mi tiempo, entre esas novedades está un COSECONMIGO DELUXE del que os contaré todo dentro de muy poquito ¡Que ganas tenía de volver por aquí y contaros noticias frescas! ?.

Por lo pronto, os cuento, que tal como os comenté a principios de esta temporada hoy estrenamos una nueva sección en el blog que he bautizado como “COSTURAMIC“.

Con ese nombre seguro que os preguntaréis de qué va la cosa… pues para empezar solo os diré que estoy seguro que os va a gustar y además aprenderemos un montón.

En esta nueva sección -que publicaré cada cierto tiempo- vamos a elegir una prenda, clásica o no, y la analizaremos de arriba a abajo… diseccionándola rollo cirujano para conocer todos sus entrecijos, tanto de patronaje como de confección ¿qué os parece? ¡a que mola la idea!… ¡pues empecemos!.

Hoy, para empezar, vamos a coger una prenda clásica y que quedará para los anales de la historia: la Chaqueta Chanel.

 

 

LA CHAQUETA CHANEL

A veces hay prendas por ahí que nos pueden aparecer sencillas a simple vista, pero cuando profundizamos un poco en ellas nos damos cuenta que no lo son tanto. Una de ellas es la Chaqueta Chanel.

La Chaqueta Chanel como podréis suponer por su patrón y forma, fue creada -originalmente- para el hombre, pero maravillosamente, en el año 1954 y tras la Segunda Guerra Mundial, Coco Chanel regresó a París y a sus 71 años, se tiro a la piscina y -rompiendo todos los prototipos- decidió apoyar a la mujer y a centrarse en sus necesidades. Pensando exclusivamente en ellas creo una colección de líneas rectas que incluía faldas, trajes y la súper reconocida Chaqueta Channel.

Esta chaqueta tiene muchas características que ahora mismo os contaré, pero una de las más representativas es que -a diferencia de lo que se solía hacer en la época en prendas de mujer-, en donde muchos de los botones utilizados eran decorativos, en el caso de esta chaqueta “cada botón tenía su ojal”, con ello Chanel quizo dejar claro que la chaqueta no había sido creada únicamente para que fuera bonita, sino también para que fuera práctica y sentara como un guante. 

Esta chaqueta es una de las joyas que dejó Chanel en su haber y que ha sido versionada millones de veces, y aún lo sigue siendo.

 


PATRÓN 

Vamos a ver las modificaciones que tendríamos que hacer en el patrón base para poder dibujar el patrón de nuestra propia chaqueta Chanel, eso sí, no lo vamos a dibujar con todo lujo de detalles -ni mucho menos- pero sí podréis que os ayudarán a descubrir por dónde van los tiros.

CARACTERÍSTICAS DE SU PATRÓN

A partir de nuestro patrón base delantero:

  • Bajamos 2 cms la línea del hombro.
  • Reducimos el largo de hombro delantero en 0,75 cm (solo el delantero).
  • Bajar el cuello la medida de 1/4 de contorno de cuello + 2 cm. Dibujar un círculo perfecto.
  • Cerrar la pinza de costado y su traslado a la mitad de la sisa. Generando dos piezas en el delantero. Costadillo o pinza Dior. Redondear la punta del costadillo remetiendo, del punto de altura de pecho, 1 cm hacia el costado.
  • Base delantero recto a diferencia del trasero.
  • Zona de botonadura añadimos el ancho del botón + 1 cm.

A partir de nuestro patrón base trasero:

  • La pieza trasera se ha dividir en dos (costura en el centro de la espalda).
  • Eliminación de la pinza de hombro. Cierre y reparto en sisa.
  • Entalle de la espalda (costados) en 1 o 1,5 cm más o menos.
  • Holgura en costado de aprox. 1 cm
  • Acortamiento del largo del patrón en su base de unos 4 cms. Haciendo una pequeña caída desde el costado hacia la zona central de espalda.
  • Bajada de 1 cm en el cuello y 1,5 cm de costado.

 


CONFECCIÓN

Y ahora liémonos con los detalles de confección que hacen de la chaqueta Chanel algo tan especial.

  • Tela exterior TWEED.
  • Forro de seda.
  • Cadena ligera en el dobladillo interior inferior para garantizar la caída.
  • Cuatro bolsillos verdaderos.
  • Un ribete en el mismo tono o en contraste.
  • Todos los botones llevan sus respectivo ojal.
  • No lleva entretela.

 

 

Y para que veáis -definitivamente- como de maravillosa puede llegar a ser esta “simple” chaqueta aquí os dejo un video estupendo:

 

 

 

No me digáis que no es para flipar… ?

Como os he comentado al principio de este post la chaqueta Chanel es un estupendo ejemplo de una prenda que en apariencia puede parecer sencilla pero que está llena de detalles y que, si no te preocupas de indagar un poco, no se ven a simple vista.

Y ¿ahora qué? ¿os apetece crearos vuestra propia chaqueta Chanel?, si es que sí, dentro de unos días habrá un SORTEO EN EL BLOG en el que podréis ganar el patrón de la chaqueta Chanel en formato digital, y que además coincidirá con mi cumpleaños ¡que tengo ya más años que la tos!.

Ya sabéis que si tenéis cualquier duda, sugerencia o palabras de amor, el apartado de comentarios es todo vuestro.

¡Miles de millones de besos! ?

14 Comments
  • Elvira
    abril 28, 2021

    ¿Que tipo de entretela hay que poner para que la chaqueta no quede rígida?
    Gracias,

  • Clara
    abril 6, 2020

    Tengo una duda, por que no se usa entretela en la chaqueta channel, no seria recomendable?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies