No volverás a mirar a los bolsillos igual

Saber el origen de las prendas, o de las partes de las prendas, que vamos a coser, hará que disfrutes aún más de tus ratos de costura, al menos a mí me pasa :)

Hoy vamos a aprender un poco más sobre la historia de los bolsillos, es muy interesante ¡ya lo verás!


APRENDAMOS MÁS SOBRE LOS BOLSILLOS

La palabra bolsillo viene de “bolso” más el sufijo “illo”, lo que le da el significado de “bolso pequeño”.

Como sabes, las diferencias y desigualdades entre las mujeres y los hombres, han existido y -tristemente- siguen  existiendo hoy en día, y -aunque parezca mentira- los bolsillos han sido reflejo de esa desigualdad.

Mientras que los hombres han llevado bolsillos grandes, y cómodos, durante la mayoría de la historia de la moda, las mujeres han tenido que sobrevivir sin bolsillos o con bolsillos enanos. 

Los bolsillos han sido otra forma más de imponer la soberanía masculina, frente a la femenina. 

Las mujeres no tenían derecho a tener pertenencias, de ahí que sus prendas no llevaran bolsillos.


LA HISTORIA DEL BOLSILLO

Esta es la historia de los bolsillos en las prendas femeninas:

El origen de los bolsillos data de las últimas décadas del siglo XVI y principios del XVII, como pequeñas bolsas que se llevaban bajo los vestidos o dentro de la ropa interior.

En el siglo XVIII, se avanzó un poquito más, y los vestidos incorporaban aperturas directas que permitían el acceso a los bolsillos que se llevaban bajo estos.

Décadas después, en el siglo XIX se volvió a dar un paso atrás, siglo en el que se estableció la moda de los vestidos estilizados en la mujer, por lo que los bolsillos se dejaron de llevar bajo la ropa y pasaron a ser pequeños bolsas que se llevaban en la mano, incómodas a más no poder.

Finalmente en el siglo XX los bolsillos, como los conocemos ahora, se establecieron definitivamente en las prendas femeninas.

Aún así, durante el resto del siglo XX y XXI, los bolsillos en la mayoría de las prendas femeninas siguen sin servir para nada, por su pequeño tamaño o estrechez, especialmente en los pantalones.

Afortunadamente, la cosas están cambiando… 


A que a partir de ahora verás los bolsillos de otra manera :)

Lo bueno es que tú, que sabes, o estás aprendiendo a coser, puedes poner tantos bolsillos, y tan grandes como te de la gana en tus prendas y en todo lo que hagas ¡la costura te hará libre! :)

Serás tú la que elija el número de bolsillos que quieres coser y también su tamaño. 

A partir de ahora no serán los demás lo que los decidan por ti, solo tú ¡que ya está bien!

¡Un abrazo enorme!

Imágenes de Pictoline

3 Comments
  • Ana belén López
    septiembre 24, 2019

    . Muchas gracias Armando, me ha encantado, ya veo los bolsillos de otra manera 😜 me gustaría pusieras masssss. Un abrazo

    • Armando SK
      octubre 1, 2019

      ¡Muchas gracias Ana!es genial que te haya gustado :)

  • inma
    diciembre 9, 2019

    No coso ni estudio nada que ver con el tema, pero me ha parecido un increible articulo sobre los bolsillos y además con (se quisiera o no) contenido político y muy cierto. Cuanto sufrimos por los bolsillos!!!
    El articulo es explicativo, con divertidas ilustraciones (muy chulas por cierto) e interesantísimo!!

    Mucho animo con el blog!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies