10 Tips para coser más feliz que una perdiz

¡Hola a todos!, es por muchos sabido que adoro el corte y la confección, me encanta coser, me gusta estar rodeado de agujas e hilos, y dedicar gran parte de mi tiempo a pensar en nuevos diseños y acabados.

Hasta llegar a este estado “Zen” en el que ahora me encuentro a la hora de coser, he pasado por varias fases, algunas de ellas un tanto “psicóticas”, en las que me obsesionaba con algo que se me resistía, y lo intentaba hacer una y otra vez hasta que lo conseguía. Cuando estaba en ese bucle solo había dos salidas, o que lo consiguiese coser y llegara la paz, o que me rindiese y me fuera a la cama más cabreado que una “mona” y echando pestes de mi mismo o de mi máquina de coser, y eso sin contar las miradas asesinas que lanzaba a todo aquel que se cruzaba por mi camino.

Gracias a unos cuantos consejos y tips que pongo en práctica desde hace ya mucho tiempo, y que sigo a rajatabla, esos malos rollos han pasado a mejor vida.

Como quiero que disfrutéis como enanos de la costura y  evitaros los disgustos y las miradas asesinas a vuestros congéneres que no tienen culpa de nada, aquí os dejo 10 tips que son mano de santo, y con los que coseréis más felices que unas perdices:

———————————————————–

1. A la primera nunca sale

Pues sí amiguitos, no somos Dioses del Olimpo, ni estamos tocados por una varita mágica que nos permite hacer todo bien a la primera, hay que asumir que somos humanos corrientes y molientes, y aunque en alguna ocasión nos salga algo a la primera, el 99% de las veces obtendremos “un churro” merecedor de irse directamente al cubo de la basura. Tengamos claro que las primeras intentonas son para aprender no para dejar las cosas como si saliesen del mismísimo atelier de Dior.

2. Antes de coger la aguja, pensaré

Si eres un “ansia viva” como yo, probablemente te hayas lanzado a la piscina para intentar una nueva técnica de costura sin haber leído algo sobre ella antes o pensado sobre la mejor forma de realizarla. Que vamos a hacer, somos más “chulos que un ocho” y seguimos creyendo, algunas veces o al menos hasta que nos pegamos la leche, que venimos aprendidos desde casa, pero aún siendo así te aconsejo que leas antes, veas videos y aprendas un poco sobre la técnica a la que te vas a enfrentar, te dará seguridad y eso se notará a la hora de coser.

3. Cóseme despacio que tengo prisa

Lo de correr, excepto en el caso de que nos esté persiguiendo un Tiranosauro Rex se tiene que acabar, en la confección y el diseño, como en todas las artes, cuanto más tiempo se toma uno para hacer las cosas bien, mejor será el resultado, disfrutaras del proceso muchísimo más, la presión no se lleva muy bien con los buenos acabados.

4. De los errores se aprende

Si te equivocas, filosofía, y es que eso es asi: “de los errores se aprende” y la confección no es ninguna excepción, así que tomate los errores como lo que son, una oportunidad para aprender, ahórrate los disgustos por la impotencia o por tener que coger el descosedor, te aseguro que no merecen la pena, paz y amor, y de vez en cuando una respiración profunda ;).

5. Con buenas herramientas bien se cose

Las agujas, los prensatelas, el hilo…, el elegir bien, tener lo imprescindible y medianamente de buena calidad te permitirá hacer las cosas mejor, tampoco es necesario que arramples con todo lo que te encuentres en tu mercería de cabecera, que conozco a más de uno -y de dos-, que se pasan más tiempo comprándose artilugios que sentados delante de la máquina de coser.

6. Prototipos de mis amores

¿Es el primer vestido que coses, o el primer salvamantel?, pues antes de liarte a cortar y coser la tela definitiva, coge una tela de “chichinabo” y haz pruebas con ella, no solo te ayudará a practicar con las técnicas, o comprobar si has dibujado bien los patrones, por ejemplo, sino que te harás una idea general del resultado final de aquello que vayas a hacer y podrás decidir mejor los acabados. Los prototipos son amor, doy fe.

7. El orden es mi amigo

Mientras cosemos en nuestros estudios o cuartos de costura es normal que después de tres horas acabe todo tirado en mesas, suelo y demás zonas de apoyo que ni siquiera sabíamos que existían. Al acabar el día de costura, tómate 10 minutos para dejarlo todo en su lugar y ordenado. No es lo mismo entrar en tu cuarto de costura y verlo ordenadito y esplendoroso, que abrir la puerta y verlo todo hecho unos “zorros”, además se pierde muchísimo tiempo buscando las cosas que  no tienen un lugar concreto.

8. San hilván y alfileres

Que sería de nosotros sin estos dos amiguitos, pues posiblemente estaríamos al borde de la locura, pero gracias a San Cucufato, alguien inventó los alfileres y la técnica del hilvanado. Fija las piezas en su lugar antes de coser con alfileres o hilván, evitarás que se muevan y darás puntadas en paz con tu “YO” interior.

9. Mejor lo dejo para mañana

Si el día está torcido, y te sale todo mal -que haberlos haylos-, para en seco, levántate de la silla, sal por la puerta de tu cuarto de costura -si es que la hay-, ciérrala detrás de ti y “aquí paz y en el cielo gloria”. Dedícate a leer, vete a dar un paseo, o tómate un té mientras ves tu serie favorita, aprovecharás mucho más el tiempo.

10. A la basura y volvemos a empezar

Aunque perezca mentira, hay cosas que no tienen solución en la costura, más de una vez la he liado parda cargándome algo y me he pasado más tiempo intentando solucionarlo que haciéndolo en sí, en esos momentos pongo en práctica la técnica de “en la basura estás más guapo bellaco” y para allá que se va, y si es al contenedor de la calle pues mejor que mejor. Los cubos de basura tienen el poder de resetear nuestras mentes y hacernos olvidar los errores incorregibles :).

———————————————————–

Y hasta aquí los costuri-consejos de hoy, espero que estos 10 tips llenen vuestros momentos de costura de pura felicidad :), y si vosotros tenéis algún costuri-consejo de puro amor que añadir no dudéis en dejarlo en los comentarios.

¿Sabéis una cosa?, el viernes empieza nuestro cumpli-sorteo primaveral, ¡que ganas!.

¡Besos y feliz semana!

22 Comments
  • Genoveva Fernandez
    marzo 14, 2016

    Jajajaja, lo de coser sin pensarlo dos veces, esa soy yo!!!!! Me lanzo directamente a la aguja sin saber ni por donde empezar y así pasa lo que pasa, pero que se le va a hacer, como tu dices somos “ansias vivas”, jajajaja.

  • adriana arcila
    julio 31, 2015

    de verdad tienes razon en todos lo que haz compartido, soy amante de la costura pero a veces siento que me da la crisis y pierdo la cordura cuando no me queda como quiero, pero tomare en cuenta todos los tips jejeje

  • mercè
    mayo 1, 2015

    yo te he conocido a través de “con las manos en la aguja” tu blog me parece muy interesante, lo estoy visitando y lo que he visto hasta ahora me ha gustado mucho.
    En cuanto a estos tips cumplo con todos los consejos que he leído, hasta hace poco el último no lo había necesitado pero estoy haciendo una blusa y la quería dejar para “fondo de armario” pués se me ha atravesado, pero lo voy a meter en una bolsa y la dejaré para “fondo de contenedor”.

    • Skarlett
      mayo 1, 2015

      Ja ja, pues haces muy bien Mercè, te aseguro que te quitarás un peso de encima

  • Paula
    marzo 25, 2015

    Hola, buenos consejos, te comento que soy fanática del hilván pues como dicen.. es mejor hacer un hilván que safar un pespunte.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies