Entretelas descubre todos sus secretos

¡Hola dedalillos!, ¿soléis utilizar entretelas en vuestros proyectos costuriles?.

Todos los que nos dedicamos a coser, en mayor o menor medida, utilizamos estos materiales, y como hay tanta variedad y sé que muchos de vosotros os liáis -cosa que es absolutamente normal- en esta entrada podréis encontrar de forma resumida y sencilla no solo los tipos de entretelas más habituales que os podréis encontrar sino también sus usos más comunes, para que después de leerlo ya no tengáis ninguna duda , o casi :).

separador-botones-1

Antes de contarlos los tipos de entretelas que existen vamos a empezar por el principio y ver exactamente qué son:

Las entretelas son materiales en diferentes formatos que se utilizan en el interior de prendas o labores con la finalidad de dar firmeza a la tela utilizada, mantener su forma y mejorar los acabados

Las entretelas -una vez terminadas las prendas o labores- quedan ocultas en su interior.

entretelas-4

Si alguna vez os habéis preguntado porqué los cuellos de las camisas, las solapas de las chaquetas o los puños se mantienen tan firmes, y con tanto cuerpo, es precisamente por eso, porque en su interior llevan entretela, así que podéis imaginaros lo prácticas que resultan y lo importante que son a la hora de confeccionar una prenda de vestir.

—————————————————————

Pero ¿qué tipo de entretelas existen?

La primera clasificación de las entretelas las divide en dos:

  • Entretela tejida: este tipo de entretela está elaborada con hilo y su comportamiento es similar al  del resto de los tejidos. Es por ello que, dependiendo de como la cortemos -al hilo o al bies-, conseguiremos diferentes efectos (normalmente se suele cortar en la misma dirección del hilo de la tela que se va a entretelar). Suelen ser de algodón o género de punto.
  • Entretela no tejida: se fabrica mediante procesos químicos por superposición de capas, sin proceso de tejido, al no disponer de hilo se puede cortar y aplicar en cualquier dirección, esto hace que este tipo de entretelas tengan menos limitaciones y en consecuencia sean más versátiles.

La segunda clasificación se basa en el método de aplicación y, también, las podemos dividir en dos:

  • Entretela tradicional: esta entretela se aplica mediante costura a la pieza a entretelar.
  • Entretela termoadhesiva: disponen de una adhesivo en una de sus caras -o en ambas- que permite su aplicación en la pieza a entretelar mediante el calor de la plancha. Yo prefiero este tipo de entretela mil veces porque es más cómoda y rápida de aplicar.

entretelas-2

Las dos clasificaciones se pueden combinar entre sí, es decir, existen entretelas tejidas tradicionales y termoadhesivas y también existen entretelas no tejidas tradicionales y termoadhesivas.

A partir de aquí, y como siempre, existe una enorme variedad de entretelas que se diferencian por su grosor, su elasticidad e incluso por su color (los más comunes, son el blanco y el negro, habiendo también en colores grises o crema).

—————————————————————

Tres cosas que tienes que tener en cuenta

a la hora de comprar una entretela:

  1. Si la tela que vais a entretelar no es elástica fijaros en que la entretela tampoco lo sea, en cambio para los tejidos elásticos o de punto deberéis elegir una entretela también elástica o de punto y cuya elasticidad sea lo más similar posible a la tela a entretelar.
  2. La entretela debe ser del mismo grosor que la tela en la que se va a aplicar, o en su defecto algo más fina.
  3. Si vais a utilizar entretela termoadhesiva: en tejido ligeros, finos o traslúcidos fijaros que el adhesivo sea suave y fino (al pasar la mano sobre él no notéis mucha textura); en el caso de los tejidos gruesos el adhesivo a de ser más grueso (al pasar la mano sobre él notaréis unos gránulos gruesos).

Si seguís estas tres directrices tendréis un 99 % de posibilidades de elegir la entretela correcta ;).

separador-botones-1

entretelas-3

Algunos consejos para el uso de entretelas:

  • Para tejidos ligeros: lo mejor es utilizar entretelas no tejidas y finas, en este caso el adhesivo debe ser ligero -sin gránulos- para evitar que a la hora de aplicar la entretela el adhesivo la traspase y mancha la cara vista de la prenda.
  • Para tejidos gruesos: entretela con grano grueso de adhesivo que asegure el buen pegado a la pieza a entretelar.
  • Para tejidos de punto o elásticos: utilizaremos entretelas de punto que permiten aplicarlas en este tipo de tejidos sin que pierdan elasticidad.
  • Para tejidos no elásticos: utilizaremos entretelas tejidas y trataremos de respetar la dirección del hilo de la pieza que se vaya a entretelar.
  • Si vais a utilizar entretela tejida tened en cuenta que este tipo de entretelas se comportan igual que los tejidos normales por lo que se encogerán con los lavados, es aconsejable que sean humedecidas, lavadas o planchadas con vapor antes de su aplicación. Lo mejor es hacer una prueba de entretelado con el tejido original antes de liarnos a aplicar entretela como si no hubiera un mañana.
  • La entretela tradicional (que se aplica mediante cosido) se corta del mismo tamaño que la pieza a entretelar, en el caso de la entretela termoadhesiva se debe cortar entre 0,5 a 1 cm más pequeña.
  • ¡Cuidado a la hora de aplicar entretela termoadhesiva!. Aseguraros que el adhesivo está en contacto con la pieza a entretelar, antes de aplicar la plancha, y no al revés, alguna he liado yo parda por no darme cuenta ;), y si protegéis vuestra tabla de planchar con algún trapo o similar mucho mejor.
  • Una misma prenda pueda necesitar diferentes tipos de entretelas, o de diferente rigidez, según en donde la vayamos a aplicar (por ejemplo, un abrigo puede llevar entretela suave en las piezas grandes de su frontal, espalda y mangas, y -en cambio- una entretela más rígida en cuello, solapa y puños).
  • Las entretelas se suelen encontrar en rollos de diferentes anchos que van desde 0,9 a 1,5 metros habitualmente.
  • Los vendedores de nuestras tiendas de tela son nuestros amiguitos, así que si tenéis duda sobre qué tipo de tela necesitáis, llevaros una muestra de la tela a entretelar a vuestra tienda de cabecera y enseñádsela al vendedor, veréis que en un “plis-plas” os da lo que necesitáis.

cinta-métrica-separador

Bueno ¿qué?, ¿os ha quedado más claro dedalillos?, ya sabéis que para cualquier duda podéis escribir un comentario que prometo intentar ayudaros en todo lo que pueda, y si os ha gustado no olvidéis compartir, que compartir es amar ;).

¡Miles de millones de besos para todos!

1 Comment
  • Mila
    septiembre 20, 2016

    Mil gracias por tus consejos. bssss

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies

CERRAR