Decoración / El estudio Skarlett #Elprincipio

Madre mía, que feliz estoy. Aunque solo sea el principio ya veo la luz al final del túnel ;).

Hace semanas que decidí redecorar, reorganizar (y todos los re- posibles) el estudio en donde tantísimas horas paso al día, con la intención de que todo pudiera estar colocadito y pudiera dar rienda suelta a mis creaciones sin tener demasiados problemas de espacio, y en el que al menos todo lo imprescindible tuviera su lugar.

Como no, el estudio se encuentra en la residencia Skarlett, es decir mi casa, y cuando nos mudamos a ella jamás pensé que la habitación que en un principio había sido destinada a ser una habitación de invitados y un despacho modesto, se iba a convertir en el lugar en donde dibujaría, diseñaría, cortaría y confeccionaría prendas artesanales de los pies a la cabeza (entre muchas otras cosas); así que desde que toda esta actividad frenética empezó he tenido que comerme el seso para intentar mantener la dignidad dentro de un espacio que no estaba preparado para recoger tantas “cositas” y tan variopintas.

No sé si seré raro, pero yo para poder empezar algo desde cero y que me convenza al 100 % tengo que vaciarlo o deshacerlo, sino me da la impresión de que es más de lo mismo. 

Así que un día me lié la manta a la cabeza y desalojé el estudio por completo, aprovechando la ocasión para hacer una gran limpieza de todas esas cosas que se van acumulando escudadas en la típica frase de “quizás algún día me haga falta”, y pasan años, y esas cosas, no hacen más que moverse de un lado a otro y cubrirse de polvo para nada, pues esas cosas  fueron desalojadas definitivamente (adiós).

Estudio_SK1

Primer paso, cambiar la ventana, esa gran ventana que estaba por estar porque el frío ni se enteraba de su presencia. De entrar y que te recibiera el Yeti con los brazos abiertos a poder pasar tranquilamente sin que un escalofrío gélido te recorra de arriba a abajo (me da pena que el Yeti se haya tenido que ir, y seguramente me guarda algo de rencor después de haber estado 5 años cómodamente alojado, pero creo que ahora se ha instalado en el garage un lugar mucho más apropiado para un ser fantástico y polar como él).

Después vino la colocación de un estupendo papel pintado en color frambuesa y dorado de la firma Holden que adquirí en la tienda online Tapeten der 70er (es un poquito alemana de ahí el nombre, aunque tienen versiones de la misma página en varios idiomas entre ellos el español, Papelesdelos70.com), que no me puede gustar más. Consejo: cuidado si decidís poner un papel pintado con figuras geométricas, su colocación no es tan fácil como puede parecer, el tema de que encajen las figuras de unas piezas a otra puede traerte más de un quebradero de cabeza, palabra de novato.

Con la finalidad de aislar aún más la habitación, hemos cubierto el suelo con losetas de vinilo autoadhesivas imitación roble sencillísimas de colocar de la firma Tarkett – Classique (al principio era algo reacio a poner este tipo de suelo porque no sabía si sería efectivo y me llegaban informaciones contradictorias, pero después de empaparme bien de las posibilidades me convencí y por ahora estoy encantado, aisla del frío y del sonido, parece bastante resistente y además tiene un acabado impresionante). Previamente pintamos el zócalo en color toffee (el anterior era de cerámica demasiado claro como para que el conjunto quedase bien).

Así que aquí tenéis el espacio diáfano:

Estudio_SK2

Ahora viene una de mis partes favoritas organizar y decorar… pero eso os lo contaré en otro post.

Gracias por estar ahí :)

3 Comments
  • Srta.Perez
    enero 25, 2014

    Que ganas tengo de ver como lo decoras, es la mejor parte de todo, a mi me pasó lo mismo con el papel pintado y eso que el mío era todo del mismo color, si la habitación hubiera tenido 2 metros más me tiro por la ventana. 
    Saludos compi 

  • Ana
    enero 30, 2014

    Yo soy de tu escuela: o lo vacío y empiezo de cero o tengo la sensación de arrastrar alguna rémora…
    Yo también me inicié en el papel pintado “con encaje” y entretenidísimo, oye. Lo bueno es que al tercer paño te haces experto!
    Un beso grande de la Refamilia, deseando ver el “después”, aunque con ganas de haber cotilleado el “antes” ;)

  • Verónica
    julio 31, 2015

    Yo quiero verlo tambien como ha quedado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies

CERRAR