¡Hola de nuevo!, ¿listos para avanzar un poquito más con el bolso de viaje para nuestra máquina de coser?… 

¿Cómo fue el montaje de las piezas exteriores de tu bolso?, espero que muy bien porque hoy vamos a darle un nuevo empujoncito al proyecto así que “para detrás ni para coger impulso” 😉.

Recuerda que este COSECONMIGO estará abierto hasta el próximo día 2 de Febrero, así que si no te diera tiempo de seguirlo, día a día, dispondrás de unos días más para consultarlo con toda la tranquilidad del mundo.

En el día de hoy vamos a unir entre sí las tres piezas principales de nuestro bolso y  preparemos y colocaremos las asas para poder transportar nuestra máquina con comodidad allá donde vayamos. 

En esta parte del COSECONMIGO tendrás que ser cuidadosa, especialmente a la hora de colocar las asas para que te queden bien rematadas y rectas… así que mide todo lo que necesites, fija y luego cose…

¡Empecemos!

 

Lo primero que haremos será coser la base a ambas piezas exteriores (la frontal y la trasera).

Para ello lo que tendremos que hacer es encarar sus caras vistas, y por la parte inferior, unirlas mediante una costura recta de tamaño medio.

Siguiendo este mismo procedimiento uniremos la pieza base a la pieza delantera y trasera.

Estas costuras inferiores -para que sean más resistentes- las haremos con un margen de costura de 1,5 cm

 

Tras hacer esta costura -y para conseguir que sea más resistente aún- le volveremos a pasar una costura paralela por la parte exterior y en el margen de la pieza base (justo donde te indico con mis deditos en la primera foto de aquí debajo), asegurándonos de que los márgenes de costura quedan dirigidos también hacia la pieza base.

Con esto también conseguiremos que el fondo de la bolsa tome forma y se asiente 😉.

 

 

¡HA LLEGADO LA HORA DE PREPARAR LAS ASAS!

 

Con las tres piezas principales exteriores cosidas entre sí (delantero, base y trasero), vamos a confeccionar las asas para poder sujetar y transportar nuestro bolso con toda la comodidad del mundo.

Empezaremos cosiendo unas empuñaduras acolchadas que colocaremos en las asas para que no nos molesten las manos (o los hombros) mientras transportamos nuestra máquina de coser.

Para ello corta 4 rectángulos de 22 x 14 cm aproximadamente de tu tela en contraste y aplícales guata en dos de esas piezas por sus caras no vistas, igual que hemos hecho con las caras exteriores de nuestro bolso (recordemos: corta la guata con 1 cm de margen para los movimientos extraños y pasa una costura recta y amplia a 0,5 cm del borde).

 

Una vez hayamos aplicado la guata, cortaremos el exceso de sus contornos y encararemos  las piezas guateadas con las piezas que no lo están por sus caras vistas para -posteriormente- pasarles un apuntada recta y de tamaño medio por los lados más cortos del rectángulo, con un margen de costura de 1 cm y fijándolas previamente con alfileres.

 

Ahora voltearemos la pieza y pasaremos -por los lados más largos del rectángulo- una puntada en zig zag amplia (también puedes darle una pasadita por la remalladora, si es que dispones de ella). 

 

Tras hacerlo doblamos las dos empuñaduras por la mitad de su largo y pasamos una costura recta amplia a 0,5 cm del borde por los lados más largos de los rectángulos.

Ten cuidado en los extremos de la costura, porque con las capas de guata y tela puede que tu máquina de coser no tenga la suficiente fuerza y te lleves un disgusto con la aguja. Si lo necesitaras da las últimas puntadas haciendo girar manualmente la ruleta de tu máquina de coser para asegurarte de que la aguja es capaz de dar la puntada sin dificultad.

 

Una vez hecho, volteamos las piezas con cuidado -y un poquito de paciencia-, y las reservamos un momentito.

 

 

Con las empuñaduras ya preparadas, mide -con tu cinta métrica- y desde la base de tu bolso, el largo que quieres que tengan las asas de tu bolso. Ten en cuenta que en la parte superior dejaremos 10 cm sin coser.

En mi caso, el largo de las asas he decidido que sea de 110 cm y con un ancho de 6 cm, por lo que cortaré dos tiras de tela de 110 cm de largo x 14 cm de ancho (6 + 6 + 2 cm de costura).

Si por cualquier razón no tuvieras tela suficiente, puedes cortar las tiras en varios trozos (del largo que te permita la tela) y luego unirlas entre sí para alcanzar el largo total que necesitas.

 

Una vez cortadas las tiras las doblaremos por la mitad de su largo, enfrentando sus caras vistas, y pasaremos -por su lado abierto- una costura recta de tamaño medio y con un margen de costura de 1 cm.

 

Ahora las voltearemos con un poquito de paciencia, y las plancharemos dejando la costura en la zona central, tal que así:

 

Para acabar de preparar nuestras asas, remeteremos sus extremos 1 cm y pasaremos una costura de tamaño media en dichos extremos bien pegadita al borde.

 

 

¡Ala!, pues ahora sí que tenemos todo listo para aplicar las asas en nuestro bolso ¡vamos allá!

Para ello, situaremos nuestras asas sobre él y utilizaremos nuestra cinta métrica para dejar 10 cm a cada lado.

Ten en cuenta que, previamente a colocar las asas en su sitio, tendrás que hacer pasar las empuñaduras a través de ellas antes de coserlas, porque luego nos sería un poquito difícil 😅.

Fija tus asas al bolso con alfileres colocando el último alfiler -el de la parte de arriba- a 10 cm de la parte superior de la pieza. Este alfiler te indicará hasta dónde deberás coser las asas.

 

Tras situarlas en su lugar, pasaremos una costura recta en los laterales, y en la línea inferior y superior (10 cm por debajo del borde superior de la pieza exterior) con una puntada recta de tamaño medio.

 

Para acabar con la colocación de las asas, y como nuestro bolso va a tener que soportar un peso considerable, es aconsejable que realicemos dos crucetas en la parte superior de las asas, justo en la zona en donde hemos finalizado la costura.

A mi me gusta marcar las crucetas previamente con un rotulador mágico y una regla para que queden perfectas, pero si no dispones de este tipo de rotulador puedes utilizar tiza marcatelas o portaminas, por ejemplo.

Marca las crucetas en la parte superior de las asas, haciendo coincidir el lado superior de la cruceta con la puntada superior (en donde teníamos colocado el alfiler a 10 cm), y pasa una costura recta de tamaño medio siguiendo las líneas pintadas.

Sigue exactamente el mismo procedimiento con el otro asa, y ¡voilá!, ya tendrás tus asas perfectamente colocadas y listas para usar cuando tu bolso esté acabado 💪.

 

 

¡Ala pues ya hemos acabado por hoy!, mañana recibirás un nuevo email con una nueva fase del COSECONMIGO, en el que vamos a colocar todas las cremalleras, así que ten bien a mano tu prensatelas de cremallera visible porque te va a hacer falta. 

¡Hasta mañana! 😘

P.D: si tienes cualquier duda, sobre el Cose Conmigo escríbeme a armand.skarlett@gmail.com que estaré encantado de ayudarte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies